El cierre de ‘Ryanair’ en las Islas Canarias provoca un caos entre los empleados

La cartas de despido llegan tarde y la aerolínea se ve obligada a ampliar el plazo para que los afectados devuelvan los uniformes

El día de ayer estuvo marcado por el caos y la desinformación en las bases que Ryanar mantiene en las Islas. Según expliaca Jairo Gonzalo, secretario de Organización del sindicato USO (Unión Sindical Obrera) en la low cost,  a última hora del lunes recibieron desde la empresa un comunicado en el que se les daba hasta las cinco de la tarde de ayer como plazo máximo para devolver la ropa, credenciales y el resto de elementos necesarios para desempeñar su labor.

Sin embargo, las cartas de despido empezaron a llegar ayer por la tarde, lo que provocó un gran caos. Los empleados afectados por el ERE, se encontraron con la exigencia de entregar los uniformes y la sorpresa de que sus finiquitos se abonarán “en diferido”, es decir, a final de mes con la última nómina que cobrarán, según relataron los representantes de los trabajadores.

Los sindicatos no daban abasto para atender todas las dudas que se les planteaban

Jairo Gonzalo, explicaba por la mañana: “Nos preguntan qué hacer. No tenemos las cartas de despido, nadie nos ha hecho llegar un finiquito, ¿cómo vamos a entregar los uniformes si no estamos despedidos?”, a lo que se sumaba la amenza de que se les descontaría de la liquidación el coste del material si no lo devolvían.

Fue a esa misma hora de las cinco de la tarde, que tenían como límite, cuando empezaron a recibir las cartas de despido. La empresa dio entonces un nuevo plazo para la entrega del material -hasta las 15.00 horas del día de hoy jueves día 9 – y habilitó para ello las oficinas de handling de que dispone en los aeródromos de los que se marcha.

Una nueva irregularidad más que se suma a la demanda que USO, junto al sindicato de pilotos y el de tripulantes de cabina, interpuso el mes pasado en la Audiencia Nacional contra el despido colectivo. En Canarias hay 325 afectados repartidos entre Gran Canaria, Tenerife Sur y Lanzarote.

El cierre de 'Ryanair' en las Islas Canarias provoca un caos entre los empleados