El despido por bajas justificadas tiene los días contados, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias negocian ponerle fin

El despido por bajas justificadas tiene los días contados, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias negocian ponerle fin

Sánchez e Iglesias habrían acordado acabar con una de las medidas más cuestionadas y lesivas de la reforma laboral del PP

PSOE y Podemos, o lo que es lo mismo, Sánchez e Iglesias habrían acordado poner fin a una de las medidas más lesivas para los trabajadores, y que puso en marcha el PP en el año 2012, el despido de un trabajador por bajas justificadas.

La medida causó indignación entre los trabajadores cuando a las puertas de la pasada campaña electoral fue avalada por el Tribunal Constitucional.

Preacuerdo de coalición

Solo dos días después de la elecciones generales donde el PSOE logró de nuevo la victoria, aunque con pérdida de votos tanto para el parido socialista como para Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sellaron con una firma un preacuerdo para un Gobierno de coalición.

Sin embargo, desde el pasado 12 de noviembre, el silencio de lo acordado ha sido la tónica general, prácticamente nada ha trascendido de ese acuerdo.

Ni siquiera sabemos a ciencia cierta en que personas recaerán el reparto de carteras, solo han quedado claros los puestos de presidente y vicepresidente del gobierno.

Sin embargo, según aseguran fuentes de ambos partidos, el acuerdo entre los dos partidos está casi hecho, y solo queda lograr una mayoría en el congreso que les permita formar gobierno, para lo que siguen dependiendo de la abstención de ERC.

Modificación de la ley laboral del PP

Ya en campaña electoral fue tema de debate, y ahora se ha convertido en una iniciativa urgente que debe llevarse a cabo lo antes posible, modificar la ley laboral del PP del 2012, e impedir que las empresas puedan despedir a los trabajadores que encadenen varias bajas justificadas seguidas.

La normativa, injusta y arcaica, permite el despido de un trabajador por motivos objetivos si durante un periodo de 2 meses, acumula un 20% de jornadas de baja.

Y da igual que esas bajas sean justificadas, ya que solo se librarían de esta ley aquellos casos que sean por enfermedad grave.

Cabe recordar que Pedro Sánchez, tras conocer el fallo del Tribunal Constitucional (TC), en la víspera de la campaña electoral, no dudó en plena campaña en criticar la sentencia, que llegó a tachar, durante un mitin en Sevilla, de “inaceptable“.

El despido por bajas justificadas tiene los días contados, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias negocian ponerle fin