Podemos se enfrenta a su mayor escándalo: sobres con 900 euros en sueldos y caja B

Pablo Iglesias e Irene Montero

El ex abogado de Podemos que ha sido despedido denuncia la existencia de sobresueldos en negro percibidos por la cúpula del partido

José Manuel Calvente, era hasta principios de esta primera semana de diciembre, uno de los abogados de Unidas Podemos, que ha sido cesado por investigar unas irregularidades financieras, desvelando la existencia de una caja B en el partido de Pablo Iglesias.

Según Calvente, se estaría dando el caso de que algunos altos cargos del partido morado estuvieran percibiendo parte de sus sueldos en negro: “hemos detectado sobresueldos, unos 900 euros al mes -600 en nóminas y el resto en negro- del tesorero y de la gerente del partido”. “El partido quiere tapar su corrupción”.

Calvente está totalmente convencido de que Mi despido ha sido la culminación del proceso que llevábamos a cabo para destapar las irregularidades en el partido”.

Pablo Iglesias siempre ha criticado este tipo de irregularidades por haberse descubierto en otros partidos, como es el caso del PP. Según aseguran fuentes del partido, “los nuevos responsables se han subido el sueldo por encima del Código Ético mediante complementos inexistentes en los presupuestos del partido”.

José Manuel Calvente ha dejado también entrever unos supuestos espionajes internos, robos de discos duros con información sensible y la sustracción de material informático para tapar infidelidades entre miembros de la formación política.

Este abogado, que además era la persona de máxima confianza de Pablo Iglesias, apunta a que tiene pruebas en varios cuadernos con “anotaciones” de los pagos realizados con cargo a la caja B y está dispuesto a mostrar esos documentos ante el juez.

Calvente denuncia unas supuestas irregularidades en la protección de datos

El ex abogado del partido de Pablo Iglesias, tiene claro que “Todas las pruebas que tengo de las barbaridades que se han hecho se las voy a entregar a la justicia”.

Aclara además Calvente, que las irregularidades pasan también, por el manejo de datos confindenciales. “Hemos detectado irregularidades en la protección de datos. Querían ceder datos personales a una empresa externa para que tuviera lugar una votación; pretendían compartir datos ilegalmente con otros partidos; y han cedido datos personales a Facebook para la campaña electoral”.

Si las acusaciones lanzadas por Calvente son ciertas, los miembros de Unidas Podemos habrían robado datos a su partido para dárselo a Más País. Y la cosa no queda aquí, también denuncia que se están produciendo despidos sin cumplir la ley.

Entre estos casos destaca el de la escolta de Irene Montero. “Asimismo, han utilizado empleados del Congreso para tareas del partido durante la campaña electoral”, añade el abogado. Mientras tanto, la dirección del partido morado mantiene las acusaciones a Calvente por acoso sexual para justificar su despido.

Podemos se enfrenta a su mayor escándalo: sobres con 900 euros en sueldos y caja B
Pablo Iglesias e Irene Montero